La Industria 4.0 entra en la producción del alambrón

industria-4-0

03 Nov La Industria 4.0 entra en la producción del alambrón

La Industria 4.0 mucho tiene que ver con la sensorización de las máquinas y los procesos productivos. De ello se extraen una serie de datos que gracias a analítica y Big Data permite mejorar la eficiencia de los procesos y aumentar la productividad. Precisamente, esta idea que a veces es más propia de multinacionales y previsiones de futuro la ha llevado a la realidad el centro Motion Control and Industrial Applications -MCIA-, que pertenece a la red CIT UPC, especializada en la transferencia de tecnología relacionada con la ingeniería eléctrica y electrónica para la industria.

En concreto, se han centrado en la mejora del sistema de producción de alambrón para el grupo industrial metalúrgico La Farga. Este material procedente del acero, se obtiene por laminación caliente. Un proceso en el que juegan un importante papel la materia prima, la energía empleada para darle forma, la temperatura o los caudales de refrigeración.

“La Farga ha reducido un 80% el consumo energético.”

 

Así, los investigadores del MCIA han analizado toda una serie de datos a través de algoritmos de Inteligencia Artificial. Una información recogida en la línea de producción y cuyo análisis les ha permitido optimizar el proceso: han disminuido la cantidad de energía necesaria así como la cantidad de producto desechado.

A través del sistema desarrollado, la información se procesa en tiempo real. La solución gestiona grandes volúmenes de datos de forma íntegra que registra el correcto funcionamiento y detecta errores de hardware. En caso de que la cadena no funcione de la forma óptima se generan alertas.

De aplicar tales técnicas de la Industria 4.0 ha resultado un ahorro de costes y mejora de producción. De hecho, la compañía ha reducido en un 1% la tasa de rechazo de producto, en un 80% el consumo energético asociado al proceso de producción y, en consecuencia, las emisiones de dióxido de carbono derivadas.

La Farga produce más de 96.000 toneladas métricas de alambrón al año, y emplea en la producción de cada tonelada 1.277 kWh, lo que equivale al consumo anual de 15.400 hogares. En vista de los buenos resultados obtenidos, la empresa está preparando una segunda fase del proyecto con el MCIA que trabajara en modelos predictivos.

Fuente: www.elmundo.es